Comer flan casero

Podemos comer flan casero ya que es un postre mítico en cualquier restaurante.
Sin embargo, cada vez es más común el observar que nos meten gato por liebre.

Las prisas, la falta de personal y la despreocupación de comprar productos industriales con una cierta calidad hacen que cada vez se vaya perdiendo el postre casero.

Sin embargo, el flan es un postre tradicional que tiene una importante demanda.

El cliente sigue entendiendo que el producto hecho para él y de forma artesanal es lo mejor.
Y que cuando uno sale a comer debe comer lo que no puede disfrutar en casas por lo que es interesante comer flan casero o cualquier otro producto casero.
Resulta impensable hacerse un flan o hacer varios para irlos tomando en una casa.

Existen multitud de tipos de flanes caseros , que son la adaptación y desarrollo natural del flan tradicional de huevo.

El flan se hace con los siguientes ingredientes:
Leche
Huevos
Azúcar o endulzante (cada vez se gastan más ).

Para el molde :
agua
azúcar en forma de caramelo.
limón

Primero se carameliza el azúcar , depende si se hace al fuego o al micro el procedimiento es distinto.

Pero básicamente es azúcar con un poco de agua y unas gotas de limón y se funde en calor creando un caramelo líquido.

Y con ese caramelo preparamos el fondo de nuestras flaneras.

A continuación se mezclan los huevos con ela leche y el azúcar (si se quiere se puede aromatizar ahora la mezcla).
Y entonces se procede a meter al horno al baño de maria. (En bandeja llena de agua y en esta se depositan las flaneras.

El resto es esperar a que el flan cuaje al calor poco a poco, el baño de maria elimina el arrebato y así se consigue un buen flan casero.

Para servir, desfondar el flan eliminando el vacio de la flanera y entonces se le puede adicionar nata y caramelo si se quiere.
Y ahora ya puedes comer flan casero.