Los diferentes tipos de arroz en la cocina

Existen diferentes tipos de arroces, tantos que nos vamos a centrar en los más comunes.

El arroz puede prepararse de muchas maneras , pero las principales son estas:

  • Paella
  • Cocido
  • Al Vapor
  • Al horno
  • Inflado
  • Caldoso
  • Meloso
  • Rissotto o a la italiana.

La paella de arroz:

Es una forma de cocinar en un caldero denominado del mismo nombre, sobre un sofrito y un caldo.

Debe de ponerse en el momento de ebullición del caldo y valorando el fuego y el caldo que disponemos para su cocción.

El resultado es acorde al tipo de arroz empleado y resulta muy conveniente no remover el arroz durante la cocción.

El secreto está en aunar cocción con absorción del caldo por el arroz y grano suelto y un poco «al dente».

Arroz cocido:

Se realiza directamente sobre el agua y se debe de sazonar para obtener una cocción uniforme.

El tiempo de cocción es determinante y es ajustada para cada tipo de arroz para obtener la consistencia deseada.

Arroz al vapor:

Se trata de un procedimiento para dejar algo entero el grano, con una consistencia mayor.

Es el procedimiento por el que suelta menos almidones y se conservan mejor las propiedades del arroz.

Arroz al horno:

Procedimiento donde es conveniente saltear un poco el arroz para acomodarlo a una temperatura.

Se debe de llevar el arroz al horno precalentado y así hornear hasta su completo secado al horno.

La característaica esencial es el tostado y el secado del arroz que le da una textura especial.

Arroz inflado:

Es un proceso más complejo donde se hierve previamente el arroz a su punto de cocción.

Posteriormente debes escurrir totalmente el arroz de agua y pasar al horno a unos 65 grados por unas 3 horas.

Posteriormente cuando a una sarten con aceite o mantequilla humeante y poco a poco se pasan.

A continuación se retiran a un papel secante y sazonas como quieras.

Así tienes tu arroz inflado preparado para comer

Arroz caldoso:

Realmente es un paso previo del cocido o hervido, pero en un caldo y en un punto de cocción algo más corto.

Resulta interesante que dejes el grano entero y que tenga una cierta resistencia al mordisco «al dente».

Si se tiene que guardar conviene reservar en un colador y a media cocción para acbar en el momento deseado.

Arroz meloso:

El arroz meloso generalmente es un arroz caldoso.

Recibe el nombre de meloso por la perdida de almidón que produce un caldo más denso o tipo miel o meloso.

Realmente hay que sobrepasar un poco el tiempo de cocción normal para obtenerlo.

Es recomendable para conseguir también una mayor integración del sabor en el arroz .

Resulta importante que el arroz no se deshaga ni pierda una cierta consistencia.

Arroz Rissotto o a la italiana:

El rissotto se obtiene generalmente con la cocción y removido del arroz a su vez con vino y caldo.

Resulta importante integrar en el preparado los ingredientes e ir rompiendo el almidón.

Se le va añadiendo clado y fluido continuamente hasta conseguir el resultado deseado, por lo que resulta siempre cremoso.

Así obtenemos nuestro arroz rissotto